Abandonaron los anfiteatros en el Sur

Dejaron restos humanos sobre las planchas y tripas en bolsas de basura.

Edna López Domínguez

Los anfiteatros que servían para la operación del Servicio Médico Forense de la Fiscalía General del Estado de Veracruz quedaron en el abandono en municipios como Ciudad Isla y Acayucan, en el sur del estado de Veracruz.

Hace años que la FGE dejó de apoyar al mantenimiento de los anfiteatros debido al gran deterioro de las instalaciones e instrumentos. Ahora están en condiciones deplorables.

En Ciudad Isla el Servicio Médico Forense opera a medias. No hay médico legista en el

Municipio, el que opera depende del Sexto Centro Integral de Cosamaloapan.

Esta situación ha causado problemas a las familias que tienen fallecidos en la zona, ya que si no asiste el médico forense de guardia al municipio se trasladan los cuerpos  hasta Cosamaloapan donde se les realiza la necrocirugía de rigor.

En ocasiones el perito adscrito en Ciudad Isla recibe los cadáveres sin saber si se realiza la debida certificación, ya que solo se entrega a los familiares, que la mayoría de las veces lo que buscan es identificar el cuerpo para darles sepultura.

Así, las investigaciones que determinan las causas de la muerte quedan archivadas.

Este medio de información buscó una entrevista con el perito que hace aproximadamente un mes realizaba la necrocirugía a dos personas en este anfiteatro abandonado.

No pudo explicar porqué tenía los cuerpos en el lugar ni por qué ningún médico legista acudió a realizar la necrocirugía. Mencionó que se trataba de un muerto del municipio de José Azueta y otro de Playa Vicente, de los cuales se desconoce si fueron identificados.

El 15 de mayo acudimos a las instalaciones ubicadas en la carretera estatal que conduce hacia Playa Vicente. Ahí se percibía un olor nauseabundo que salía por las rendijas de las ventanas abiertas. Aunque la puerta cerrada el olor se expandía alrededor del cementerio que se encuentra a un lado de este anfiteatro.

Las planchas estaban manchadas con sangre, también había un ventilador y una silla con un cartón  de envases vacíos de cerveza.

Las personas que viven alrededorreconocen que cuando ven movimiento del vehículo oficial del Servicio Médico Forense o alguna carroza de la funeraria, el morbo no los deja hacerse a un lado, y que en ocasiones han visto como hasta plantas de luz tienen que instalar para poder realizar el trabajo ya que este edificio no cuenta con el servicio.

“Hace pocos días vimos como bajaron a dos cuerpos, y más tarde llego una familia con una carroza y se lo llevaron en una caja, del otro nunca vimos a nadie ni tampoco que lo hayan sacado del lugar, por lo que suponemos permanece dentro.

“Cada día es más fuerte el olor a podrido, nunca vemos ninguna persona cuidando o a la Policía Estatal como antes que hacían guardia, ya es un lugar abandonado y misterioso”, señala Jorge Martínez, vecino del lugar.

Entre 2013 y 2014 estas instalaciones dejaron de ser prioridad para las autoridades. Los inmuebles no recibieron mantenimiento, a los trabajadores tampoco los dotaron de instrumentos  necesarios para realizar su trabajo correctamenterespecto a la manipulación de  cadáveres.

Esto, a pesar de que durante este periodo la zona vivió una de sus peores épocas en cuanto a violencia se refiere, dejando altos índices de homicidios y de personas desaparecidas.

Acayucan

Otro de los anfiteatros que se encuentra en total destrucción es el que está en el municipio de Acayucan, donde solo queda una construcción sin ventanas, puertas y con una plancha llena de restos de piel, cabellos, sangre seca y un olor que no se disuelve.

En el lugar también hayun montículo de tabla roca semiquemada, sobre ella bolsas color negro que contenían viseras en estado avanzado de putrefacción, pantaletas, trusas, zapatos de niño, mujer, botas vaqueras, playeras ensangrentadas.

Enlo que alguna vez fue el baño había cubre bocas, hilos, batas y guantes con hematomas de sangre.

Los vecinosaseguranque este edificio tiene más de tres años sin funcionar, que a veces llevan ahí cadáveres y se quedan por días sin que nadie los levante, hasta que comienzan a quejarse por el olor y acuden las autoridades de Fiscalía a remover los cuerpos.

Los colectivos de personas desaparecidas constantemente exigen respuestas sobre en dónde pueden encontrar a sus desaparecidos, aquellos que no saben si ya pasaron por algunos de estos lugares y fueron enviados a alguna fosa común desconocida.

Al respecto, solicitamos una entrevista con el Delegado Regional de Servicios Periciales en el municipio de Cosamaloapan, Abdón Torre Blanca, quien recibió a este medio de comunicación y pero se negó a responder sobre el tema.

Evadió también decir cuántos Semefos están trabajando correctamente en la región o a dónde llevan los cuerpos sin identificar.