Ana María Herrera Bernal, empresaria y madre a la vez

Es además presidenta de AMPI Veracruz. Ana María Herrera Bernal ocupa la presidencia de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) en Veracruz-Boca del Río desde enero de 2017 con el objetivo firme de capacitar y  profesionalizar a cada vez más personas que se dedican al rubro de los bienes raíces.

Yaremi Escobar Meza


Con 12 años de experiencia y 8 de dirigir Inmobiliaria Veracruz, Ana María Herrera también es madre de tres jóvenes, dos gemelos de 28 años y una mujer de 24. Al respecto, la presidenta de AMPI asegura que para compaginar su papel de empresaria y madre ha tenido que hacer ajustes en su vida que se han vuelto casi, reglas, como por ejemplo, el comer juntos de lunes a viernes.

“Llegó un momento que sentí que ya casi no los veía y entonces junto con mi marido impusimos la tradición de comer siempre juntos entre semana”, platica.

Sus inicios

La hoy presidenta de AMPI Veracruz recuerda cómo se adentró el ámbito de los bienes raíces.

“Siempre he estado desenvolviéndome en ventas y eso es algo que te lleva a interactuar con muchas personas. Junto con mi esposo teníamos un negocio de climas de autos y cuando desocupamos el local donde estábamos un cliente me llama por teléfono y me dice que si lo puedo contactar con el dueño porque lo quiere rentar. A mi se me ocurre decirle que precisamente ya estaba viendo lo de dedicarme a los bienes raíces y que yo me encargaba.

“Hablé con el dueño que me confió el darme las llaves, aunque finalmente no concreté el arrendamiento con esta primera persona, me dejó a cargo el local y pronto encontré quién lo quisiera. Como siempre quise ser profesional le hablé al contador y al licenciado que teníamos para la empresa de climas y les dije: prepárenme un contrato”, platica.

Esa fue su primera operación de arrendamiento y después no dejó de lloverle el trabajo. Los mismos clientes y proveedores del negocio de su marido la buscaban para que les ayudara a vender o rentar alguna propiedad.

“Digamos que fui creciendo poco a poco pero firme, siempre con oficina, nunca trabajé sin oficina, siempre pagando impuestos y cumpliendo con los requisitos. Actualmente tengo 2 asesoras que tienen conmigo 5 años y mis hijos gemelos”, afirma.

Y es que Inmobiliaria Veracruz se caracteriza por ser una empresa 100 por ciento familiar y a Ana María Herrera le enorgullece que sus hijos quieran seguir su camino.

“Mis hijos tienen casi 2 años trabajando conmigo. En lo que les daban el título de la licenciatura en Negocios Internacionales los jalé para que no estuvieran sin hacer nada. Les gustó tanto que han querido quedarse en la empresa y como estoy pensando a futuro abrir oficinas en Puebla, donde se encuentra mi otra hija, estoy pensando en dejarles la oficina de aquí como su herencia, para que ellos se hagan cargo”, platica.

El reto de AMPI

Ana María Herrera se inscribió en AMPI hace 7 años pues, comenta, quería seguirse capacitando. “De hecho en mi presidencia es a lo que estoy apostando, a la capacitación y profesionalización de los agentes inmobiliarios”.

Agrega: “También busco la unión entre los socios. Ahora estamos tomando cursos porque necesitamos cumplir con ciertas horas para conseguir la licencia inmobiliaria y poder ejercer nuestro trabajo”.

Entre sus metas como presidenta está que cada vez más personas conozcan la Asociación y que más empresas se unan.

“Actualmente somos 36 socios en Veracruz donde tenemos ya 14 años de presencia, pero a nivel nacional tenemos ya 60 años, lo que habla de nuestra fuerza”.

A nivel personal, Ana María Herrera destaca: “Las mujeres podemos aportar mucho a nuestro estado y país”.

 

2 thoughts on “Ana María Herrera Bernal, empresaria y madre a la vez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.