Capacitación constante, vehículo para evitar riesgos de trabajo

Álvaro Pérez Herrera, tras 35 años de experiencia en la industria acerera, ahora transmite conocimiento en TenarisUniversity.

Víctor M. Toriz

La capacitación y el adiestramiento de los trabajadores en una compañía es una de las obligaciones más importantes del patrón. Ambos elementos consisten en transmitir a los trabajadores los conocimientos necesarios para hacerlos más aptos como personas en el desempeño de cualquier actividad.

Particularmente, en hacerlos más diestros en la ejecución de su propio trabajo, mediante el conocimiento de su herramienta de trabajo y la mejor manera de utilizarla para sacar de ella el mayor rendimiento en un marco de seguridad.

La capacitación es una de las medidas más importantes mediante las cuales se trata de evitar, dentro de lo previsible, que sucedan accidentes de trabajo. Por ello, recibir una capacitación oportuna y especializada es un factor preponderante.

Álvaro Pérez Herrera es actualmente uno de los instructores de TenarisUniversity, la universidad corporativa de TenarisTamsa, en Veracruz, y es probablemente uno de los hombres con mayor experiencia laboral en su campo dentro de la misma compañía.

Su trayectoria profesional se desarrolló a lo largo de 35 años, los primeros 12 los hizo en el Laboratorio Electrónico de TenarisTamsa, la empresa tubera más importante del mundo, mientras que los siguientes 23 años estuvo al frente del área de Mantenimiento Eléctrico, en la Fábrica de Tubos 1.

Su ingreso a la empresa donde laboró por más de tres décadas fue en el año de 1982, recién egresado del Instituto Tecnológico de Veracruz de la carrera de Ingeniería en Electrónica Industrial.

Fue aceptado por las capacidades que demostró en ese entonces, tanto teóricas como en campo, y que mantuvo a lo largo de su trayectoria hasta su retiro en el 2017.

Ahora participa de manera activa en la formación de los jóvenes y adultos que trabajan para la empresa, en uno de los proyectos de capacitación industrial de mayor relevancia.

Conocedor del campo laboral en la industria tubera, afirma que la capacitación permanente y profesionalización es un punto clave para el correcto desarrollo del trabajo, pero al mismo tiempo de crecimiento personal para el trabajador.

Después de haber dejado la carrera profesional, fue convencido de abandonar el retiro, tras un año de descanso, para reincorporarse a la empresa a la que dedicó toda su juventud, ahora para aportar su experiencia.

Justamente en este tiempo en las aulas se preocupa por transmitir sus conocimientos a grupos que son integrados por personas con diversas aptitudes y capacidades, aunque siempre con el ánimo de superación.

Una de las diferencias comunes entre los integrantes de sus grupos de alumnos son las edades, pues lo mismo se capacita y adiestra a jóvenes recién egresados -como él cuando ingresó a la empresa- que a obreros en funciones con varios años dentro de la compañía.

A sus alumnos jóvenes trata de hacerles conocer el desarrollo de sus actividades en el campo laboral, que lo teórico lo lleven a la práctica; mientras que aquellos que tienen toda la experiencia con el manejo de maquinaria y herramientas aprendan la teoría que en cualquier momento les podrá servir para la solución de problemas o situaciones.

Como catedrático afirma que algo importante para poder dar clases es saber trasmitir a las personas los conocimientos adquiridos, pues no basta con solo saber hacer las cosas, sino cómo se comunica, algo que considera como una de sus principales cualidades.

Álvaro Pérez busca dejar a sus alumnos el ímpetu y la disciplina que requiere desempeñarse dentro de una empresa como TenarisTamsa, en donde afirma que la honestidad es el valor principal para poder cumplir de manera correcta con sus funciones.

La Universidad Corporativa cumple con su propósito de compartir conocimiento a través de las diferentes generaciones, gracias a personas como Álvaro Pérez Herrera, quien contribuye con sus conocimientos y su experiencia profesional para la formación de las nuevas generaciones de profesionales que mantienen activa las 24 horas las líneas de producción de tubos de acero sin costura y demás productos que se encuentran presentes actualmente en cada rincón de la industria petrolera en el mundo.