Córdoba, una ciudad con aroma a café

Un enclave a la orilla de la Sierra Madre Oriental, un paso obligado desde la época colonial para aquellos que cruzaban de Veracruz hacía Orizaba y finalmente a la Ciudad de México. Fundada hacía 1618 como un asentamiento que permitía reducir los asaltos y atracos habidos en el camino real.

Iván López


La ciudad fue nombrada en honor al virrey Diego Fernández de Córdoba. El establecimiento de la población se realizó en Lomas de Huilango por treinta jefes de familia, por ello su nombre histórico es La Ciudad de los treinta caballeros.

La ciudad tiene un gran significado histórico pues en ella, durante la guerra de Independencia en 1821, los cordobeses resistieron a las fuerzas realistas del coronel Manuel Hevía, en defensa del Plan de Iguala y del Ejército Trigarante.

Fue el 24 de agosto de 1821 que se reunieron Agustín de Iturbide y Juan O’Donojú -el último virrey de la Nueva España- para firmar los tratados de Córdoba con los cuales se reconoció la independencia de México y finalizaba la guerra.

Un decreto realizado el 29 de noviembre de 1830 otorga la categoría de Ciudad a Córdoba. En 1880 le es otorgado el título de heroica. Es así que en 1895 se le renombra como Heroica Córdoba de Hernández y Hernández en honor al licenciado Francisco Hernández y Hernández, quien gobernó el estado de Veracruz.

Igual de importante es recordar que la ciudad se convirtió en capital del estado hacía 1916 y permaneció con ese estatus hasta 1920.

La Catedral es el principal centro católico de la ciudad, se levantó durante la primera mitad del siglo XVII y es sede de la Diócesis de Córdoba; dedicada a la Virgen de la Inmaculada Concepción. Se ubica frente a la Plaza de Armas, en el centro histórico.

Córdoba se encuentra a una altura promedio de 860 metros sobre el nivel del mar; limita al norte con Ixhuatlán del Café, al sur con Coetzala, al este con Amatlán de los Reyes y al oeste con Fortín de las flores.

Con clima templado-húmero y una temperatura promedio de 19.9 grados Celsius, Córdoba destaca como destino turístico muy agradable durante todo el año. La cultura, gastronomía, música y artesanías son muchas de las virtudes de la ciudad.

El Portal de Zevallos, conocido como Los Portales de Córdoba, es considerado un monumento histórico que reúne a turistas y cordobeses a tomar café. La construcción de lo que fue el Antiguo Palacio de los Condes de Zevallos inició en el siglo XVIII y su propósito, hasta 1973, fue el de dar hospedaje a viajeros que iban de la capital al puerto de Veracruz. En la actualidad conserva su estilo colonial, siendo uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Además de todas las fiestas que se celebran en una gran parte del país como el Día de Reyes, Día de la Candelaria, Semana Santa, Las Posadas, El Día de Muertos y las Fiestas Patrias, el 24 de agosto se celebra el día de Los Tratados de Córdoba, y ocasionalmente se organiza una fiesta que tiene una duración de hasta 10 días.

De igual manera, al haber sido fundada por españoles, es natural que muchas tradiciones hispanas se practiquen en la localidad. Una de ellas son los festejos de Covadonga, en septiembre, donde la gente se pasea por las principales calles de la ciudad vestidos con trajes típicos españoles como gallegos, sevillanas, asturianas, y con ramos de flores en forma de corona que después son depositadas como ofrendas en un altar de la parroquia. También es tradición tomar café los fines de semana en Los Portales.

La gastronomía es otra de las razones por las cuales vale la pena visitar Córdoba. Muchos de los productos elaborados en esta ciudad ya tienen reconocimiento internacional como las piernas de jamón envinado, chiles chipotles preparados, el tlatonile que sirve para condimentar carnes y guisos y dulces regionales como calabazas en tacha, chongos del tacho, charamuscas, trompadas, alegrías, palanquetas, duquesas, cocadas, naranjas torneadas, limones rellenos, frutas cubiertas y dulces de leche.

También destaca mucho el café cordobés, siendo uno de los más reconocidos a nivel nacional. Entre los productos elaborados con café existen la crema, el panqué, galletas, dulces, grasa y extractos para repostería.

También el café es conocido por usarle para preparar el licor de café, pero otras bebidas consumidas en la región son el rompope, aguardiente de caña y el menyul.

La cocina cordobesa es rica y variada. Tiene mucha influencia mediterránea con sabores dulces y agridulces. Algunos de los platillos típicos son los tepejilotes, hongos de encino en huizache, flor de izote, mole verde, tezmole rojo, chileatole, barbacoa de pollo, entre otros.

Sin embargo Córdoba también tiene sitios de interés para ser visitados dentro de la ciudad y en los alrededores. El Centro Histórico cuenta con nueve manzanas de edificios que datan de los siglos XVII y XVIII.

Entre estos edificios encontramos la Plaza de Armas, la Catedral de Córdoba, el Palacio Municipal, los Portales de Córdoba, el Exconvento de san Antonio y la casa de los Condes de Ceballos, donde se firmaron los Tratados de Córdoba.

Otros sitios de interés para visitar en Córdoba son dos de sus ex haciendas. La Ex hacienda de Toxpan, ubicada dentro de la ciudad, fue uno de los primeros ingenios azucareros del país.

Su importancia histórica para la ciudad es relevante porque fue un ícono de la economía regional y actualmente está siendo rescatada. Se proyecta como un posible centro cultural a futuro para los cordobeses.

A unos 15 minutos de la ciudad se encuentra la Ex Hacienda de Guadalupe. Con más de tres siglos, esta hacienda es uno de los monumentos más representativos del Estado de Veracruz.

Dos de los principales museos son: El museo de la ciudad y el Museo de Arte Fantástico. El Museo de la Ciudad presenta una exposición permanente de importantes piezas de la cultura Totonaca y Olmeca. El Museo de Arte Fantástico presenta exposiciones de arte surrealista.

Otro museo también digno de visitar es el Museo del Café de Córdoba, en su interior se ubica una zona agronómica con 33 plantas de 11 variedades de café que se cosechan en la región, así como una choza en la cual se muestra como se trataba el café a principios del siglo pasado. Cuenta con dos salas donde se exhiben herramientas para el trabajo del café, así como una compilación litográfica y fotográfica.

Anteriormente fue un lugar donde se traficaba con esclavos traídos de Cuba y África, hoy es un lugar enigmático lleno de historia donde se cosecha café Arábigo. Hay recorridos guiados en los cuales puedes conocer desde la cosecha hasta el tostado del café, también talleres y degustaciones.

Córdoba, un destino turístico con gran variedad de actividades para realizar, pasar el tiempo con la familia, conocer acerca de historia, cultura y degustar los sabores propios de la región. Un paso obligado para aquellos que anhelan conocer acerca de las riquezas del estado de Veracruz.