¿Cuáles son los mejores sitios para vender mis productos o servicios?

Mucho se habla o se escribe acerca de las desventajas que presenta un intermediario, es decir, la persona o personas que se encuentran entre el fabricante y el cliente.

El principal defecto a que se hace alusión es que encarecen los productos. ¿Pero en realidad se podrían adquirir estos productos directamente del fabricante? ¿En qué sitios puedo vender mi producto o servicio?

Existen ocasiones en que es más conveniente que otra persona sea la que venda nuestro producto, pero esto no se refiere a un vendedor sino a un distribuidor o intermediario.

Un distribuidor o intermediarioes el conducto a través del cual el producto llega al consumidor final. Por ejemplo, la sal. Este producto se obtiene por medios naturales, generalmente, por evaporación solar, lo que hacen los salineros es extraerla y venderla a un distribuidor quien la lava, muele y empaqueta.

A su vez, este distribuidor la vende a las diferentes misceláneas y supermercados de la República para que pueda ser adquirida por el consumidor final.

El número de personas (físicas o morales) que están entre el productor y el consumidor final se conocen como Etapas del Canal.

¿Cómo saber cuándo nos conviene más utilizar a un distribuidor o intermediario para que nuestro producto llegue al consumidor final, en lugar de realizar la venta nosotros mismos, es decir, venderlo directamente?

Algunos de los factores que influyen en la determinación del canal son (entre otros) las características de los clientes.

El número, su ubicación geográfica, frecuencia de sus-compras y las cantidades que adquieren, determinan si podemos nosotros atenderlos o tendremos que acudir a un distribuidor.

Volviendo al ejemplo de la sal, si uno de los principales productores de sal se encuentra localizado en Veracruz, sería realmente difícil y costoso que pudiera vender su sal por sí mismo ya que el total de los clientes se encuentran localizados en toda la República Mexicana, por lo que será mejor utilizar distribuidores que realicen esta función.

Sin embargo, las características físicas de nuestro producto nos impiden a veces utilizar un canal.

¿Qué actividades realiza un distribuidor?

Nuestro producto requiere de ciertas actividades que lo ayuden a llegar adecuadamente a nuestro consumidor. A veces, dependiendo del producto y del mercado al que nos dirigimos, estas actividades pueden ser desempeñadas con más éxito por gente que cuenta con los medios y contactos necesarios. 

Hablamos de la importancia de conocer a nuestro consumidor, para lo cual muchas veces es necesario recabar información sobre nuestro futuro cliente. Muchas veces esto es difícil, costoso y requiere tiempo; en cambio un distribuidor, dada su experiencia en el mercado, puede tener esta información o conseguirla más fácil y rápido que nosotros mismos.

Nosotros podemos elegir vender nuestro producto en un lugar y que a él acudan los consumidores directamente.

Muchas veces, nuestro producto puede ser adquirido por mucha más gente, recuerda a tus clientes potenciales. Un distribuidor conoce a dueños de diferentes negocios, a quienes podría vender tu producto, logrando con ello venderlo en más tiendas y, por lo tanto, llegar a más clientes.

Tipos de intermediarios

Mayoristas / El objetivo principal de un mayorista es comprar productos con el objeto de revenderlos o utilizar los productos en su negocio. 

Muchas veces no es fácil para cualquier persona poder negociar con los grandes almacenes y es muy tardado, costoso y cansado negociar con muchas misceláneas, por lo que más conveniente negociar con uno solo: el mayorista.

El mayorista será quien se encargue derealizar todas las negociaciones con las tiendas y, además, absorbe cualquier riesgo. Es decir, el productor a la hora de vender su producto al mayorista ya no es responsable de nada que le pueda suceder en la bodega.

La ventaja de los mayoristas es que dado el volumen de productos que manejan, pueden negociar mejor y obtener mejores precios; desde luego, la ganancia ya es para ellos; pero, si nuestro producto se vende bien en la tienda, el mayorista nos seguirá recomprando grandes cantidades.

También existen los minoristas. Son aquellos comerciantes cuyas actividades se relacionan con la venta de bienes o servicios a los consumidores finales; normalmente, son dueños de establecimientos, como misceláneas, vulcanizadoras, peluquerías, tiendas de ropa.

Los minoristas venden su mercancía al cliente final. En todos estos negocios, las personas que adquieren los productos lo hacen para consumirlos ellas mismas, no con el objeto de revenderlos.

FUENTE: Nacional Financiera