Investigadores hallan 1,100ha de arrecifes sumergidos

Olivia Hernández

Investigadores veracruzanos descubrieron siete nuevos arrecifes sumergidos en el Golfo de México. Sin embargo no están protegidos por el perímetro de la Conanp y se encuentran altamente expuestos a actividades humanas como la pesca y la explotación de hidrocarburos.

La intención es que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas amplíe el perímetro de protección de arrecifes.

Los estudios desarrollados por investigadores de la Universidad Veracruzana, el Tecnológico de Boca del Río y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental detalla una nueva barra arrecifal con un perímetro de 1,100 hectáreas.

Uno de ellos es el arrecife sumergido Corazones, que se encuentra entre Tuxpan y Tamiahua. Tiene una extensión de 5 kilómetros de largo por 700 metros de ancho.

Esta cifra, destacó el oceanógrafo e investigador del Instituto de Ciencias Marinas y Pesquerías de la Universidad Veracruzana, Leonardo Ortiz Lozano, representa la dimensión de más de 2 mil 200 canchas de futbol como la del estadio Luis “Pirata” Fuente.

“Vamos a hablarles de ocho pero son siete los que no se conocían. Uno se llama Oro Verde, otro se llama Pantepec norte, Pantepec Sur, un arrecife que está afuera de Tecolutla que se llama Piedras Altas; entre la zona de Antón Lizardo y la desembocadura del Papaloapan, que es la zona de arrecifes no coralinos reportamos Los Picos, que son dunas que se quedaron sumergidas por el crecimiento del nivel del mar en los últimos 7 mil años… crecieron algas, esponjas y hay una gran diversidad de peces. Otro se llama Los Gallos y otro se llama Camaronera”, detalló el oceanógrafo.

Los arrecifes se encuentran a una profundidad de 15 metros hacia abajo, por lo que en una imagen de satélite no se pueden observar y no hay rompiente de olas que pueda indicar su existencia.

La detección se realizó mediante un equipo de sondeo batimétrico, ecosondas, entre otros instrumentos.

Sin embargo, al no saber sobre su existencia, al hacer estudios de impacto ambiental para actividades de exploración y explotación no son mencionados, se omiten y por lo tanto no se contemplan.

“El asunto es que como no se conocían estos arrecifes, ni siquiera los conocían las autoridades, no están contemplados en esquemas de protección, entonces todos menos el pedazo de uno están fuera de las áreas protegidas; entonces la actividad pesquera, la actividad de instalación de infraestructura, los campos de licitación para hidrocarburos están incluyendo estos arrecifes. Cuando no hay información de base científica para tomar decisiones no hay manera de proteger las cosas”, señaló el investigador del ICMP-UV.

Con las pruebas obtenidas mediante este estudio que duró aproximadamente seis años, los investigadores buscarán la ampliación de la poligonal de protección arrecifal para que se integren estos ocho arrecifes sumergidos.