¿Qué hacer si los gastos superan los ingresos del año?

Óscar Heredia Cruz
Socio de impuestos
Russell Bedford International

Con el uso de la tecnología e información que obra en su poder, las autoridades fiscales cuentan con mejores herramientas para detectar irregularidades en el pago de los impuestos y cumplimiento de obligaciones de las personas físicas, de ahí la importancia de presentar las declaraciones de impuestos correctamente. 

Recordemos que el 30 de abril sería el límite para que las personas físicas presentaran su declaración anual de impuestos del 2018, por lo que en este artículo analizaremos uno de los principales aspectos que debemos considerar antes de su exposición, denominado “discrepancia fiscal”.

En términos generales, la discrepancia fiscal existe cuando las personas físicas reporten ingresos menores a sus erogaciones durante un año y en caso de no demostrar su origen, la diferencia puede tipificarse como “otros ingresos” sujetos al pago de los impuestos.

Para tales efectos, las autoridades fiscales considerarán como erogaciones los siguientes conceptos:

•          Gastos

•          Adquisiciones de bienes

•          Depósitos en cuentas bancarias

•          Depósitos en inversiones financieras

•          Depósitos en tarjetas de crédito.

Cabe mencionar que no consideran como erogaciones:

a) Cuando se demuestre que la erogación se realizó como pago por la adquisición de bienes o servicios o como contraprestación para el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes.

b) Cuando los depósitos se efectúen para realizar inversiones financieras.

c) Los traspasos entre cuentas del mismo contribuyente.

d) Los depósitos a cuentas de su cónyuge.

e) Los traspasos a cuentas de sus ascendientes o descendientes, en línea recta en primer grado (por ejemplo, padres o hijos).

A continuación, acompañamos un ejemplo de la determinación de una discrepancia fiscal:

Ingresos                       $700,000

Menos:

Gastos (luz, renta, alimentos, escuela, etc.)                  $360,000

Compra de auto                      180,000

Depósitos en tarjetas de créditos                     $220,000

Depósitos en cuentas bancarias                       $ 85,000

Igual:

Discrepancia Fiscal                  $145,000

En el ejemplo anterior, las erogaciones exceden de los ingresos, es decir existe una discrepancia fiscal en cantidad de $145,000. 

En este caso, las autoridades fiscales podrán solicitar a la persona física demuestren el origen de los recursos con los cuales pagó dichas erogaciones.

En la mayoría de los casos, los depósitos recibidos para pagar las erogaciones que exceden de los ingresos, provienen de otras fuentes, como son préstamos, premios, donativos, viáticos cobrados, venta de una casa, herencias o legados y uno de los medios para informar a las autoridades fiscales que recibimos dichos conceptos, es a través de la declaración anual de impuestos.

Por ejemplo, en la declaración anual de 2018 tenemos que informar los siguientes conceptos:

•          Los donativos y préstamos en monto mayor a 600 mil pesos.

•          Los viáticos, herencias o legados y venta de casa habitación si exceden de 500 mil pesos.

En caso de no reportarse, las autoridades podrían presumir que existen erogaciones superiores a los ingresos (discrepancia fiscal), la cual podría tipificarse como otros ingresos sujetos al pago de los impuestos.

Por lo antes mencionado, recomendamos lo siguiente:

a) Llevar un control de sus operaciones y conservar el soporte documental de las mismas.

b) Manejar adecuadamente sus tarjetas de crédito, incluyendo tarjetas departamentales.

c) Documentar los traspasos efectuados entre sus cuentas, cónyuge o familiares directos.

d) Tener sus documentos ordenados, por ejemplo, guardar tickets, vouchers y cualquier comprobante de pagos a su tarjeta de crédito.

e) No prestar tarjetas bancarias o departamentales a familiares y amigos, porque los montos depositados para el pago de dichas tarjetas se consideran erogaciones para determinar la discrepancia fiscal.

Como quedó de manifiesto, el tema de discrepancia fiscal es muy delicado para todas las personas físicas, por lo que se recomienda llevar un control o registro del origen de todos los depósitos en sus cuentas bancarias y además generar y conservar la documentación comprobatoria de las operaciones, a efecto de no dejar a la memoria la explicación del origen de los depósitos, en el caso de futuras revisiones por parte de las autoridades fiscales.