Taekwondo, fomenta disciplina y autocontrol

Este deporte se ha convertido en favorito para los niños por sus ejercicios de coordinación motriz y agilidad.

Viridiana Mijangos


El taekwondo es un deporte que si bien, no era muy practicado en nuestro estado, hoy en día es uno de los preferidos por los padres para sus hijos debido a los grandes beneficios que esta práctica tiene, ventajas que son físicas y emocionales.

El Taekwondo es un arte marcial originario de Corea del Sur y es el deporte nacional de ese país; en México llegó muy fuerte, dando bastantes atletas que ha nivel olímpico han destacado, comenta  Rafael Ortiz Villalvazo, profesor de la Academia Nacional Taekwondo Boca y quien también forma parte de los entrenamientos de Canteras de la Academia Nacional México.

“Este arte marcial infantil hace que los niños empiecen a captar los movimientos, que empiecen a coordinar. Hacemos mucho ejercicio de coordinación motriz y agilidad, con juegos llevamos a cabo el aprendizaje”, enfatiza el profesor.

Según lo indica Ortiz Villalvazo, la edad en que los menores pueden iniciar a practicar este deporte es a partir de los dos años y medio, edad en la que su motricidad está mas activa y pueden retener el conocimiento, “con ellos manejamos mucha coordinación, estimulación, para que ellos por medio de los juegos sepan un poco mas de lo que es la disciplina”.

Este deporte de combate requiere un entrenamiento muy complejo, por ello, los niños principiantes entrenan  3 horas a la semana, sin embargo, conforme van avanzando pueden entrenar hasta 5 horas por semana, desglosándolo a una hora diaria, los que se encuentran en un nivel más avanzado ya entrenan 6 horas, ayudándolos tanto a nivel físico como mental.

Mucho se ha especulado sobre que este deporte puede desarrollar conductas violentas, pero por el contrario, promueve en los niños la disciplina y fomenta el autocontrol. En este sentido, se ha apreciado que los niños con tendencia a la agresividad comienzan a comportarse de forma más tranquila, mientras que los pequeños más tímidos ganan confianza al saber que saben defenderse y esto se debe a que la práctica del taekwondo moldea el carácter de los pequeños.

Sin embargo, esa no es la única ventaja que reporta este deporte, entre otros beneficios se encuentran:

Disciplina

El taekwondo se basa en las reglas ayudando a desarrollar los hábitos de los niños, ayudándolos no solo en el deporte, también en su vida personal y escolar.

Concentración 

A pesar de ser un deporte de fuerza, el taekwondo ayuda al desarrollo mental y la concentración, por ello, es de mucha ayuda en los niños con problemas de hiperactividad y déficit de atención, aliviando los síntomas y provocando cambios positivos en la capacidad atencional.

Actividad física

La práctica de este deporte estimula la elasticidad, la fuerza, la coordinación y la resistencia. También mejora sus reflejos, aumenta la resistencia cardiovascular y potencia el conocimiento del cuerpo. Además, es ideal para no desarrollar la obesidad infantil, pues evita el sedentarismo.

Autocontrol

A pesar de que los niños aprenden técnicas de ataque y defensa personal, siempre se les recomienda hacer uso de ellas solo si es imprescindible. Uno de los pilares básicos de este deporte es el autocontrol, una competencia muy útil para la vida.

Además de la Academia Nacional Taekwondo de Boca, hay escuelas a lo largo de toda la República Mexicana. En Veracruz existen 11 academias afiliadas a ellos, quienes, por medio de Canteras de la Academia Nacional México Taekwondo se reúnen para diversos torneos y entrenamientos entre distintas edades con la finalidad de que los pequeños entren en combate y apliquen todo lo aprendido.

“Nuestra organización se llama Academia Nacional y está en toda la República Mexicana, contamos con varias sucursales cuyo objetivo es poder mantener a los niños con disciplina por medio del arte marcial y también formar no solamente en lo que es el arte, si no también formar para atletas a un nivel competitivo olímpico”, comenta.

En un proceso de unos 5 años, si se inicia desde niño, es el lapso en el que un pequeño puede llegar a convertirse en cinta negra, desarrollando todo un proceso, trabajando duro y con esfuerzo.

Los niveles se dividen en cintas, iniciando con la cinta blanca, dándoles esa cinta desde el inicio cuando se les entrega su traje (dobok), a partir de ahí, ellos ya llevan una responsabilidad y se vuelven taekwondoines. Posteriormente le siguen la blanca avanzada, naranja, naranja avanzada, amarilla, amarilla avanzada, verde, verde avanzada, azul, azul avanzada, roja, rojinegra y negra.

El profesor taekwondoin recomienda este deporte a los padres de familia porque les da confianza a los niños, llegan a una parte de una balanza en donde ellos se van a sentir seguros, sociables, ayudándoles en su vida diaria.

“En cualquier arte marcial, siempre debe existir el respeto y la disciplina y eso es lo que se fomenta en los pequeños.” afirma Rafael Ortiz Villalvazo.